Ligamento de Treitz

El ligamento de Treitz conecta el diafragma al intestino delgado y estimula el movimiento de material a través del intestino delgado cuando se expande o se contrae. Es un grupo de tres músculos pequeños, uno desde el diafragma y dos en el intestino delgado.

Las representaciones de la estructura de los libros de texto a menudo muestran anatómicas que sea mucho más grande de lo que realmente es. Los músculos que la componen son pequeños y relativamente débiles, ya pesar de ser utilizado con fines de diagnóstico para la malrotación, el ligamento no es lo suficientemente fuerte como para evitar que se produzca. Su tamaño y forma también pueden variar, lo que significa que no todos funcionan exactamente a la misma tasa de eficiencia.

El ligamento de Treitz está situado en un punto de unión muy importante en la cavidad gastrointestinal: el punto en el que la primera sección del intestino delgado termina y la segunda sección comienza.

Enfermedades

Si su ubicación es perturbado de ninguna manera, pueden resultar dificultades tanto en el intestino delgado y en la cavidad gastrointestinal. La más grave de ellas es el síndrome de la arteria mesentérica superior, lo que se traduce en la tercera sección del intestino delgado que se comprime, causando una condición potencialmente mortal.

Como su ubicación es tan específica, es posible hacer conjeturas sobre la ubicación de las lesiones relativos a ella. Esto es muy importante en los casos de hemorragia interna, que hay que poner fin rápidamente. Ciertos tipos de síntomas significan sangrado en el lado cercano del ligamento, mientras que diferentes síntomas significan sangrado en el lado lejano. Esto no significa de manera concluyente a identificar donde se produce el sangrado, pero sí identifica un espacio de búsqueda más pequeño cuando el tiempo es crítico.

La posición del ligamento de Treitz también se puede utilizar para diagnosticar un problema médico peligroso en niños llamados mala rotación. La malrotación ocurre cuando el intestino no solucionar adecuadamente en su lugar durante el desarrollo y giro en el interior del cuerpo, causando posibles obstrucciones que podrían conducir a una insuficiencia orgánica e incluso la muerte. Cuando se produce mala rotación, el ligamento se tira fuera de lugar por los intestinos rotados. Aunque esto puede causar problemas graves, la detección precoz mediante la posición del ligamento veces puede activar medidas que deben tomarse antes de los resultados de daños graves.