Tratamiento de una úlcera duodenal

Generalmente, los médicos pueden tratar las úlceras con medicamentos o procedimientos quirúrgicos sencillos.

El tratamiento para una úlcera duodenal depende de su tamaño, síntomas que la acompañan, y la causa subyacente. Los antibióticos orales recetados y los antiácidos pueden resolver la mayoría de las úlceras en unas seis semanas. La atención quirúrgica puede ser necesario si se produce sangrado excesivo o si una úlcera duodenal no responde a los medicamentos.

Después del tratamiento, los pacientes suelen ser instruidos para mantener una alimentación sana y evitar el tabaco y el consumo excesivo de alcohol para prevenir futuros problemas gastrointestinales. Además, los médicos pueden proporcionar información acerca de las alternativas a los AINEs para reducir el riesgo de una úlcera duodenal recurrente.